Nuevo Marix MD Extra para autocares extraurbanos: una alternativa válida y conveniente

Hacer cuadrar las cuentas de la empresa sin renunciar a la seguridad de los pasajeros y del personal es uno de los desafíos que, precisamente en este momento de crisis económica, tienen que afrontar las compañías que operan en el sector del transporte de pasajeros y que gestionan una flota de autocares. En este contexto, los neumáticos recauchutados como el nuevo Marix MD Extra son una óptima solución para equipar a los autocares que realizan trayectos extraurbanos, ya que permiten recortar los gastos en un 40 % respecto a neumáticos nuevos análogos ofreciendo la misma calidad.

Fabricado específicamente para las ruedas motrices de los autocares que operan en tramos extraurbanos, Mari MD Extra es un neumático de tracción universal 295/80 R22.5 que garantiza las mejores prestaciones en cada estación del año y en cualquier situación climatológica. Esto se traduce en una banda de rodamiento con cinco surcos pensada para garantizar siempre, gracias a los canales longitudinales y a los surcos en los tacos, la máxima adherencia en cualquier tipo de superficie, una buena estabilidad, una evacuación del agua rápida y abundante y una óptima adherencia. Todo sin descuidar el aspecto económico, ya que Marix MD Extra permite un gran recorrido kilométrico.

Además, el hecho de que esté producido por una empresa como Marangoni, que desde hace más de medio siglo es sinónimo de neumáticos recauchutados, garantiza que se trata de un producto que ha sido desarrollado aplicando los mejores conocimientos.
Para las cubiertas para autobuses y autocares, Marangoni estudia, por ejemplo, compuestos específicos para satisfacer las diversas necesidades de los usuarios: resistencia a la torsión ejercitada sobre los neumáticos en las maniobras de cambio de dirección en lugares estrechos y con el vehículo estacionado, resistencia a los golpes que sufren los costados del neumático, así como a eventuales roces y abrasiones, y resistencia a la rodadura con reducción significativa del consumo de carburante.

Desde el punto de vista de la calidad, los neumáticos recauchutados modernos ofrecen prestaciones comparables a las de los nuevos modelos. Desde 2006, los neumáticos recauchutados para autobuses y autocares tienen que estar homologados con la certificación ECE ONU 109, es decir, deben haber superado las mismas pruebas de resistencia, fiabilidad y duración previstas para los neumáticos nuevos. Marangoni obtuvo esta homologación en 1999. Además, el uso de estos neumáticos contribuye activamente a la preservación del medio ambiente y permite recuperar dos o tres veces las carcasas que aún están enteras. Una solución ecológica y económica al mismo tiempo, como ya han comprobado las empresas de transporte urbano de grandes ciudades italianas como Milán, Turín, Génova y Verona. Estas empresas confían en Marangoni y saben que también cuentan con un servicio de recauchutado personalizado que, entre otras cosas, ofrece asistencia técnica y consultoría específica a la hora de escoger el diseño de la banda de rodamiento que mejor se adapte a las necesidades de la firma.

La marca Marix, introducida por el grupo Marangoni hace varios años para nombrar las líneas de neumáticos recauchutados para automóviles, vehículos comerciales ligeros y 4×4, se aplicará en breve a todos los neumáticos recauchutados producidos industrialmente por la firma de Rovereto y, en consecuencia, también a aquellos de los vehículos industriales, vehículos de cantera y obras, autobuses y autocares, y equipos de movimiento de tierra. El proceso de recauchutado seguido en la planta que Marangoni tiene en Rovereto para fabricar todos los neumáticos Marix incluye desde hace tiempo los procedimientos de calidad más avanzados a todos los niveles. Además de las homologaciones obligatorias, Marangoni cuenta con varias certificaciones como la de calidad ISO 9001:2008 y la ambiental EN ISO 14001:2004.


Imágenes


Anexos

Cerrar menú